Qué ver en Ourense

 

Que ver en Ourense

Ourense es conocida como la ciudad del agua. Una ciudad con extrema belleza situada a orillas del rio Miño.

Si queremos saber qué es lo primero que debemos visitar de esta ciudad debemos leer uno de los dichos populares:

Tres cousas hai en Ourense, (Tres cosas hay en Ourense),
que non as hai en España, (que no las hay en España),
o Santo Cristo, a Ponte, (el Santo Cristo, el Puente)
e as Burgas fervendo auga. (y las Burgas hirviendo agua).

Vamos a investigar estos tres lugares del dicho popular y descubrir si queremos visitarlos.

  • Santo Cristo: Es una imagen gótica con gran naturalismo. La barba, el bigote y el pelo son postizos hechos con cabello real natural. La figura mide 2 metros de alto e impresiona a todo el que va a visitarla. Está situado en la Catedral de Ourense que no podemos dejar de ver. Fue nombrada monumento nacional en el año 1931.
  • Ponte: Ourense tiene multitud de puentes sobre el rio Miño, por tanto, podemos decir que merece dedicar un día de visita para recorrer cada uno de ellos. Entre los puentes destacados tenemos:
    El puente medieval, conocido como Ponte Vella, construido en la época de los romanos y reconstruido en el siglo XVII.
    El puente del milenio (Ponte do Milenio) que toma su nombre por inaugurarse en el año 2001.
    Pasarela del Vao (Pasarela do Vao) solo se apoya sobre dos pilares de hormigón, fue inaugurada en 2003.
    Viaducto, tiene una longitud de 415m y sus arcos toman una altura de 46 metros.
    Podemos visitar otros como Ponte Novísimo, Ponte Loña, Ponte Codesal, viaducto do Ribeiriño, etc.
  • As burgas: Son tres manantiales de aguas termales recomendadas para los problemas de piel. Los manantiales son: Burga de Arriba (es la más antigua), Burga do Medio (estilo moderno) y Burga de Abaixo (estilo neoclásico).

A parte de estos tres lugares podemos recorrer los cañones y viñedos del sil, praza maior (fue durante siglos el centro de la ciudad), diferentes museos (museo catedralicio, museo del tren, museo da cornamusa, museo arqueológico, etc.), iglesia de Santa Eufemia (uno de los templos religiosos más relevantes de la ciudad), etc.

Hay muchos lugares por ver y sin duda podemos llegar a la conclusión de Ourense es un sitio que no nos podemos perder.

Lo que tampoco nos podemos perder son los platos típicos de esta ciudad como el caldo de castañas para comer en invierno, la empanada gallega, androlla, sopa de nueces, cordero a la orensana, pulpo a feira, almendrados de Allariz y cañas de carballino.